fbpx
¿Quieres pasarte al autoconsumo de energía solar y no sabes por dónde empezar? ¿Te cuesta entender una oferta? ¿Te da pereza pedir varias propuestas para comparar precios y tipos de instalación? Aquí te resolvemos todas las dudas. 

 

Instalación placas solares en viviendaLa energía solar es buena para ti y para el planeta. Una instalación adaptada a tus necesidades te permitirá ahorrar en la factura de la luz, consumiendo energía limpia y renovable. Además, ahora puedes beneficiarte de ayudas para la instalación gracias a subvenciones de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana. También te puedes deducir entre el 20 y el 40% del importe de las cantidades invertidas, hasta un máximo de 8.000 euros, en el IRPF. 

Pero vayamos al principio. Seguramente te estás preguntando qué es el autoconsumo fotovoltaico. La respuesta es sencilla: es la producción individual de electricidad para el propio consumo a través de paneles solares fotovoltaicos instalados en tu vivienda o empresa. Y es totalmente legal y económicamente viable. 

Al pasarte al autoconsumo no te desconectas de la red eléctrica. De hecho, tu instalación trabajará en paralelo a la red. Así, en los momentos en los que la instalación produce poco por el descenso de radiación, por la noche o simplemente cuando toda la demanda de energía no pueda ser cubierta por la instalación, tendrás suministro de la red eléctrica. Y esta conexión permite que, no solo puedas recibir energía cuando la necesitas, sino que puedas ofrecer la tuya cuando te sobra.  

Cuánto hay que invertir y cuándo se amortiza 

El precio de una instalación de autoconsumo depende de varios factores (tecnología elegida, tamaño de la instalación, configuración del edificio, modalidad de autoconsumo seleccionada…). Parece difícil saber cuánto te va a costar, pero no te preocupes. Podemos darte una estimación que depende del importe de tu factura de la luz. Si consumes entre 80 y 120 euros al mes, una instalación de seis paneles solares estaría entre 4.500 y 6.000 euros. Para un consumo de entre 120 y 140 euros al mes, el coste estimado sería de entre 7.000 y 8.500 euros (sin contar las ayudas de las que te puedes beneficiar, que pueden llegar al 55% del coste de la instalación). 

El ahorro en la factura de la luz será de entre un 40% y un 70% anual. Este ahorro te permitirá amortizar la instalación en un periodo de entre 6 y 11 años dependiendo de nuestro consumo, pudiendo reducirse a 4 años en función de las subvenciones disponibles. 

Excedentes energéticos 

Hay una palabra que cada vez oímos más cuando alguien habla de autoconsumo. Se trata de los excedentes. Este término hace referencia a la cantidad de energía que genera tu instalación y no consumes, bien porque no estás en casa o porque produces más energía de la que, en un momento puntual, necesitas. Esta energía sobrante se vierte a la red eléctrica y pasa a formar parte del mix energético, es decir que otros puedes consumir energía de fuentes renovables gracias a tu instalación.

Seguramente la siguiente pregunta que te hagas es: ¿me van a pagar por esos excedentes? La respuesta es sí y no. Vamos por partes. 

Las instalaciones en autoconsumo con excedentes tienen dos formas de obtener una compensación económica por la energía que inyectan a la red. La primera se llama compensación simplificada, que significa que la energía no consumida que viertes a la red se te compensa en tu factura de la luz a final de mes por parte de la compañía eléctrica. En este caso, no te van a devolver dinero, pero sí podrás reducir el coste de tu energía y, como máximo, llegar a cero. 

La otra forma de obtener una compensación es vendiendo directamente la energía excedentaria en el mercado de electricidad. En este caso de venta de excedentes, el titular de la instalación es considerado un productor, por lo que estará sujeto a las obligaciones tributarias derivadas de la actividad de venta, es decir declaraciones trimestrales de IVA e impuesto de sociedades. 

¿Sigues teniendo dudas? Consulta las más frecuentes aquí.