fbpx

Preguntas frecuentes

En tu vivienda o en tu empresa

¿Por qué debería invertir en energía solar?
La energía solar es buena para ti y para el planeta. Una instalación adaptada a tus necesidades te permitirá ahorrar en la factura de la luz, consumiendo energía limpia y renovable. Además, ahora puedes beneficiarte de ayudas. Tienes la información aquí .
¿Puedo instalar paneles solares en mi vivienda o en mi empresa?
Sí, es legal y económicamente viable la instalación de placas/paneles solares en hogares y empresas destinada a la generación de energía eléctrica para el autoconsumo.
¿Cuánto me va a costar?
El precio de una instalación de autoconsumo depende de varios factores (tecnología elegida, tamaño de la instalación, configuración del edificio, modalidad de autoconsumo seleccionada,…). En función del importe de la factura de la luz podemos hacer la siguiente estimación: si consumes entre 80 y 120 euros al mes, una instalación de seis paneles solares estaría alrededor de 4.500-6.000 euros. Para un consumo de entre 120 y 140 euros al mes, el coste estaría 7.000 y 8.500 euros (sin contar las ayudas vigentes de las que te puedes beneficiar).
¿Al instalarme energía solar me estoy desconectando de la red eléctrica?
No, la instalación de paneles solares te permite seguir conectado a la red eléctrica. Así, en los momentos en los que la instalación produce poco por el descenso de radiación, por la noche o simplemente cuando toda la demanda de energía no pueda ser cubierta por la instalación, tendrás suministro de la red eléctrica, ya que ambas trabajan en paralelo.
¿Qué sucedería si se va la luz?
En el caso de que suceda un apagón, la energía fotovoltaica no podrá suministrarte energía ya que esta depende de la red eléctrica, únicamente podrás tener autonomía si te instalas un sistema de almacenamiento energético.
¿Cuáles son los pasos para tramitar una instalación?
En general no deberás preocuparte de realizar ningún trámite ya que las empresas instaladoras se encargan de redactar la documentación necesaria y darla de alta en la administración correspondiente.
¿Es rentable instalar paneles en mi casa o empresa? ¿Hay ayudas?
Instalar paneles solares en una vivienda o en un negocio es totalmente rentable, ya que ahorraremos entre un 40% y un 70% anual sobre el precio de nuestra factura de la luz. Este ahorro nos permitirá amortizar nuestra instalación en un periodo de entre 6 y 11 años dependiendo de nuestro consumo, pudiendo reducirse a 4 años en función de las subvenciones disponibles (puedes consultar el apartado de ayudas aquí).
¿Qué son los excedentes energéticos?
En aquella energía que has generado pero que en ese momento no puedes consumir, así que esta es vertida a la red eléctrica.
Y si no quiero verter la energía producida por mi instalación que no consumo, ¿puedes instalar un mecanismo antivertido?
Sí, aunque debes tener en cuenta que estos dispositivos deberán cumplir con la normativa de calidad y seguridad industrial que le sea de aplicación.
¿Puedo obtener un beneficio de los excedentes de energía que genero con mis placas solares?
Tanto a nivel industrial como residencial es posible vender la energía que genera la cubierta solar y que no se consume (excedentes).

En concreto, las instalaciones en autoconsumo con excedentes tienen dos formas de obtener una compensación económica por la energía que inyectan a la red:

  • Compensación simplificada: la energía no consumida se vierte a la red y la compañía eléctrica da una compensación en la factura de la luz al final del mes, nunca te podrá devolver dinero, sino que reducirás tu coste de energía, como máximo, hasta cero.
  • Vendiendo directamente la energía excedentaria en el mercado de electricidad. en este caso de venta de excedentes, el titular de la instalación es considerado un productor, por lo que estará sujeto a las obligaciones tributarias derivadas de la actividad de venta de electricidad (declaraciones trimestrales de IVA e impuesto de sociedades).
¿A qué precio me pagarán la energía que vierto a la red eléctrica?
El precio al que se te compensará la energía vendrá determinado por el acuerdo al que llegues con tu comercializadora. No obstante, el precio promedio está entorno a los 0,04 – 0,06 € por cada kWh de energía vertido a la red.
¿Cómo elijo una empresa para la instalación?
Actualmente hay una amplia oferta de empresas. Si quieres recibir varios presupuestos sin compromiso, rellena este formulario.
¿Cuánta potencia necesito? ¿Cómo sé cuál es la potencia óptima?
Desde el punto de vista económico lo mejor es buscar el punto óptimo de retorno de la inversión. Cuando la instalación proyectada genera demasiados excedentes, ocurrirá que el punto de retorno de inversión se alejará, debido a que el kWh compensado o vendido es mucho menos interesante para el cliente que el autoconsumido instantáneamente.
Cuándo me dan el precio en €/kWp, ¿qué significa este indicador?
Este es un identificador muy utilizado entre las empresas instaladores de energías renovables para poder comparar ofertas. Este precio te da la información de cuánto cuesta la instalación por cada kWp instalado en la cubierta.
¿Es importante hacia donde está orientado mi tejado?
Sí, este es un punto crucial, ya que los tejados orientados hacia el norte no son óptimos con lo que el retorno de la inversión será mucho más elevado.
¿Cuál es el efecto de las sombras de los obstáculos en la cubierta sobre la generación de energía?
Las sobras penalizan mucho la producción de energía e incluso las sombras constantes puede dañar tu instalación, así que te recomendamos que le indiques a la empresa instaladora dónde hay zonas con sombras causadas por árboles, chimeneas, antenas u otros edificios para que esta evite en la medida de lo posible instalar placas fotovoltaicas en esa zona.
¿Es recomendable instalar baterías?
Las baterías permiten consumir toda la energía generada pudiendo llegar a ser autosuficiente. La tecnología está cambiando a una velocidad vertiginosa así que te animo a que, si no estás convenido de instalarte ahora las baterías, prepares tu instalación para que en un futuro próximo puedas instalarlas de una forma sencilla y sin necesidad de modificar equipos de la instalación.
¿Puedo conectar el vehículo eléctrico?
Por supuesto, aunque debes tener en cuenta varias consideraciones previas. El vehículo eléctrico tiene un consumo elevado, así que si tienes en mente comprarte un vehículo eléctrico te recomendamos que hables con una empresa especializada para que te recomiende el tamaño de la instalación y así poder abastecer tanto los consumos de tu vivienda como los del vehículo eléctrico.

Autoconsumo colectivo

¿Qué es el autoconsumo colectivo?
Es la generación de energía mediante una instalación de energías renovables, generalmente fotovoltaica, cuya propiedad esta compartida por 2 o más usuarios que también autoconsumen la energía generada.
¿A quién va dirigido el autoconsumo colectivo?
El autoconsumo colectivo es una opción viable para muchos tipos de instalaciones: comunidades de propietarios, empresas que se encuentren en un mismo edificio de oficinas, polígonos industriales, zonas residenciales, etc.
¿Qué modalidades de autoconsumo colectivo existen?
  • Autoconsumo compartido sin excedentes: no están conectadas a la red general, por lo que no genera ningún excedente gracias al sistema de antivertido.
  • Autoconsumo compartido con excedentes no acogida a compensación, permite que los excedentes se vendan en el mercado eléctrico.
  • Autoconsumo compartido con excedentes acogido a compensación simplificada, es decir, la energía no consumida se vierte a la red y los usuarios reciben una compensación por ella en la factura de la luz al final de cada periodo.
En el autoconsumo colectivo, ¿cómo se reparte la energía generada entre sus participantes?
A través de unos coeficientes. El valor de estos coeficientes de reparto depende del acuerdo entre los participantes, con el único requisito de que sean valores fijos. Estos criterios y coeficientes deben quedar recogidos en el acuerdo entre las partes.
¿Qué requisitos se deben cumplir para compartir energía con otros consumidores?
Para poder generar y compartir tu propia energía con otros usuarios es necesario cumplir los siguientes requisitos:

  • Debe haber una distancia máxima de 500 metros entre la planta fotovoltaica y cada uno de los autoconsumidores.
  • La producción del sistema fotovoltaico y los autoconsumidores deben estar registrados en la misma referencia catastral (teniendo en cuenta los 14 primeros dígitos).
¿Cómo pongo en marcha una instalación de autoconsumo colectivo?
Los usuarios deben firmar un acuerdo para el reparto de la energía y cumplir los tres requisitos para poder llevar a cabo la instalación. Asimismo, todos los consumidores deben pertenecer a la misma modalidad de autoconsumo (sin excedentes, con excedentes acogida a compensación o no acogida). Si se incorpora un nuevo participante a la instalación de autoconsumo, o por el contrario uno de los usuarios participantes abandona el autoconsumo compartido, se debe comunicar y entregar un nuevo acuerdo de reparto.

Una vez finalizados los trámites administrativos se llevará a cabo la instalación. A partir de ese momento, la instalación repartirá energía a la comunidad solar en función del acuerdo de reparto que hayáis establecido en el contrato. Además, todos los participantes tendrán acceso a sus contadores bidireccionales para medir la energía producida y saber cuánta compensación económica les corresponde si están acogidos a la modalidad de autoconsumo simplificado.

¿Es rentable compartir una instalación fotovoltaica con más vecinos?
Sí, el autoconsumo compartido tiene múltiples beneficios para los participantes (ya sean vecinos o consumidores asociados). Entre ellos, destacamos:

  • Menor inversión en autoconsumo: una instalación de placas solares siempre será más económica si el coste se reparte entre varios usuarios.
  • Rápida amortización: las instalaciones de autoconsumo compartido requieren una menor inversión inicial por parte de los usuarios, por lo que el desembolso inicial se amortizará en un periodo menor de tiempo.
  • Energía limpia: además del ahorro económico estarás contribuyendo a disminuir la huella de carbono y luchar contra la emergencia climática junto con el resto de autoconsumidores.

Comunidades Energéticas

¿Qué es una Comunidad Energética?
Una comunidad energética es un nuevo modelo de generación, uso y gestión de la energía a nivel local, a través de la cooperación entre agentes -ciudadanía, administración y pymes-, que contribuye a crear un sistema energético descentralizado, justo, eficiente y colaborativo, al basarse en la participación de los propios usuarios. Pone la energía en manos de la gente.

Los miembros de las CEL se convierten, al mismo tiempo, en productores, gestores y usuarios de energía limpia y más económica, mediante instalaciones de autoconsumo colectivo que son propiedad de la comunidad energética.

¿Qué es necesario para que exista una Comunidad Energética?
Una Comunidad Energética debe cumplir tres condiciones:

  1. Constituirse como una entidad jurídica (cooperativa, asociación, sociedad limitada) de participación abierta y voluntaria; autónoma y controlada por sus socios; situada en las proximidades de los proyectos de energías renovables; y que las instalaciones renovables sean de su propiedad y desarrollados por ella.
  2. Que sus socios o miembros sean personas físicas, pymes y administraciones públicas.
  3. Que su finalidad primordial sea proporcionar beneficios medioambientales, económicos y/o sociales a sus socios o miembros o a las zonas locales donde se ubica.
¿Qué ventajas tiene ser miembro Comunidad Energética?
  • Eres el copropietario de la instalación que produce la energía eléctrica que consumes. Tienes el control y puedes cubrir tus necesidades energéticas a través de un modelo de autoconsumo.
  • Ahorras en tu factura eléctrica. Pagarás un precio justo por tu consumo de energía.
  • Cuidas el medio ambiente. Las comunidades energéticas impulsan el consumo de una energía limpia y renovable. Así se reducen las emisiones contaminantes y contribuyen a paliar los efectos del cambio climático.
  • Crea valor social y económico. Este valor repercute entre otros ámbitos en la lucha contra la pobreza energética y en la comunidad local logrando un entorno más sostenible.
¿Cuáles son los pasos para la creación de una Comunidad Energética Local?
Aunque hay diferentes tipos de Comunidades Energéticas Locales, muchas han seguido los siguientes pasos:

    • Creación de un grupo de trabajo para la definición de la CEL. Involucrar a la ciudadanía, asociaciones locales y regionales, empresas y comercios e instituciones con el fin de asentar las bases de esa comunidad energética local.
    • Elegir la forma jurídica de la Comunidad Energética Local. Ya sea una cooperativa energética o una asociación, el grupo de trabajo deberá definir qué tipo de entidad jurídica representa mejor los valores de la comunidad.
    • Pedir un estudio detallado. En este paso es imprescindible apoyarse de empresas expertas del sector y pedir un estudio a al menos 3 instaladoras de energías renovables. Puedes empezar aquí.
    • Petición de permisos y licencias. Una vez definida la instalación jurídica y técnicamente, el siguiente paso es la petición de permisos y licencias según corresponda a la empresa distribuidora y las administraciones locales y regionales.
    • Conseguir financiación. En la actualidad existen diversas ayudas que promocionan la instalación de autoconsumo, y en especial a las comunidades energéticas locales. No obstante, hay multitud de líneas de financiación en diversos bancos e instituciones. Aquí podrás encontrar más información.
    • Instalación y gestión de la comunidad energética local por parte de una empresa especializada.